Inicio huelva WWF celebra la anulación de la ley denominada “anti Doñana” y espera...

WWF celebra la anulación de la ley denominada “anti Doñana” y espera que no se destine financiación pública a las fincas ilegales

ALMONTE (HUELVA), 27 (EUROPA PRESS)

La organización conservacionista WWF ha valorado este lunes de forma “positiva” el acuerdo alcanzado entre el Gobierno andaluz y el nacional sobre medidas para el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y su entorno, al considerar que es “una buena noticia” que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y la Junta de Andalucía trabajen “conjuntamente” para la conservación de Doñana, pero espera que “fincas ilegales” no sean “pagadas con dinero público”, así como ha celebrado el anuncio de retirada de la ley de modificación de los regadíos del Condado.

Así se ha manifestado en declaraciones a Europa Press Felipe Fuentelsaz, de la Oficina para Doñana de WWF, al conocer este lunes el ‘Acuerdo por Doñana’ que han firmado en Almonte el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Con respecto a las ayudas de 100.000 euros por hectárea para los agricultores de la Corona Norte, Fuentelsaz ha subrayado que “partimos de la base de que no hay desarrollo sostenible sin el cumplimiento de la legalidad” y que esto es “una cuestión muy importante”.

En este punto, ha señalado que “realmente se han presentado dos planes, uno es el plan que ha presentado el Miteco, con 350 millones de euros, con 14 medidas” que “recoge cosas interesantes”, aunque “hay alguna de las medidas, sobre todo la destinada a la forestación de tierras agrarias, con 116 millones de euros” que “preocupa” a la organización al considerar que “hay cierta incongruencia”, toda vez que ha afirmado que aun no tienen “toda la información para hacer una valoración”.

Leer más:  El Ayuntamiento de Huelva y la Asociación de Esclerosis Múltiple han firmado un convenio de colaboración

“Porque nosotros lo que no vamos a apoyar, ni vamos a defender y creo que también hay cierta inquietud hasta el momento, es si agricultores ilegales pueden optar a esos fondos, que en un principio el presidente de la Junta ha anunciado que serían hasta cien mil euros por hectárea. Una auténtica barbaridad. Y luego la Junta también ha presentado un plan que realmente recoge esas medidas que ya tienen comprometidas en otras series de planes”, ha señalado.

Por ello, cree que el acuerdo es “una buena situación de partida” y “una buena noticia”, pero que “queda que el presidente de la Junta realmente, como ha dicho, retire la ley de modificación del Plan de la Corona Forestal, que está en el Parlamento”, toda vez que ha pedido que se haga “de una manera urgente” y que “realmente ninguna finca ilegal opte a fondos públicos”. “En un principio lo que nos preocupa es lo que esperemos que pase en los próximos días”.

WWF ha señalado que se trata de una ley nacida “a partir de un conflicto social artificial e inexistente”, que “suponía un ataque directo al futuro de Doñana, ya que planteaba la legalización de hasta 1.900 hectáreas de cultivos ilegales que llevan años sobreexplotando los recursos hídricos de los que depende el espacio natural y el futuro de la comarca” y que la misma “había suscitado el rechazo de las organizaciones conservacionistas, de la comunidad científica, de instituciones internacionales como la Comisión Europea o la Unesco, del Gobierno central y de buena parte de la sociedad local y de consumidores de toda Europa”.

Leer más:  La Federación de Mariscadores de a pie ha expresado su agradecimiento a la Junta por su rápida respuesta en las convocatorias de ayudas

Fuentelsaz ha apuntado que entre las medidas “se han recogido aspectos clave para el futuro de Doñana”, sobre todo en cuanto a “la diversificación de las actividades económicas y el trabajo en temas sociales con las viviendas de temporeros”, aspectos “también clave para trabajar los diferentes municipios”, toda vez que ha reiterado la “cautela” que mantiene WWF porque “prácticamente un tercio del presupuesto, unos 116 millones de euros, de los 350 millones de euros, va destinada a una medida clara y directa sobre la agricultura”.

Algo que considera que “en este caso deja pie a la posible compra o premio para aquellos agricultores que han hecho las cosas mal en los últimos años, porque al final se le prima de alguna manera el que sus fincas las transformen en terrenos forestales”, aunque ha saludado el “compromiso” de la Ministra de Transición Ecológica de “no dar dinero de fondos públicos a quien no cumpla con la legalidad vigente”.

Pero ha apuntado que la aplicación de este plan “debe suponer el inicio de una nueva fase de tolerancia cero con la ilegalidad en la agricultura y el uso del agua en Doñana”, por lo que espera “que las distintas administraciones implicadas –Junta de Andalucía, Fiscalía y el Miteco–, pongan todos los medios a su disposición para perseguir y cerrar todos los cultivos ilegales de la zona empezando por las fincas que ya se están preparando para una nueva cosecha”.

Por ello, WWF van a analizar este acuerdo “en detalle” en los próximos días y espera que “contribuya de modo significativo al desarrollo socioeconómico de la comarca, impulsando mejoras y creando alternativas viables que reduzcan la excesiva dependencia de los cultivos de frutos rojos y que redunde en beneficio de los valores ambientales de Doñana”.

Leer más:  Uno de los implicados en el crimen de Cartaya acepta su responsabilidad parcial en los eventos mientras se intercambian acusaciones en los tribunales

EL ACUERDO

Este acuerdo ha sido el fruto de la negociación que arrancó entre ambas administraciones tras la reunión que mantuvieron Moreno y Ribera el 3 de octubre en el Palacio de San Telmo de Sevilla, y que perseguía poner fin al enfrentamiento abierto entre Gobierno y Junta al hilo de la presentación de una proposición de ley firmada por PP-A y Vox en el Parlamento andaluz sobre regularización de regula las zonas de regadíos de cinco municipios situados al norte de la Corona Forestal de Doñana, Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado, integrantes del denominado Condado de Huelva.

El presidente andaluz ha aseverado que dar solución al problema de los cientos de familias de la Corona Norte que se vieron en “un limbo jurídico y vieron amenazado su futuro económico ha sido una prioridad desde el primer momento para el Gobierno andaluz”. A este respecto, ha manifestado que los agricultores de la Corona Norte recibirán una ayuda de 100.000 euros por hectárea, que cobrarán en cinco años, a razón de 20.000 euros anuales y que, a cambio, dejarán de cultivar sus tierras y tendrán que renaturalizar o reforestar los suelos. Según ha explicado, de esa ayuda de 100.000 euros por hectárea, la mayor parte, 70.000 euros, los aportará el Gobierno de España, mientras que la Junta pondrá los 20.000 euros y la Diputación de Huelva, que se ha sumado a esta solución, complementará con otros 10.000 euros.


- Te recomendamos -
Artículo anterior“UPA-A aplaude el acuerdo logrado entre el Gobierno y la Junta para atender las demandas de los agricultores de la Corona Norte.”
Artículo siguiente“WWF celebra que la ley ‘contra Doñana’ haya sido derogada y confía en que las fincas ilegales no sean financiadas con dinero público.”