Inicio huelva Según la ONG Crecer con Futuro, hay más de 2.300 niños que...

Según la ONG Crecer con Futuro, hay más de 2.300 niños que viven en Andalucía y necesitan familias colaboradoras

HUELVA, 23 (EUROPA PRESS)

La ONG Crecer con futuro ha presentado este jueves en Huelva su campaña ‘Tú y yo juntos los findes’, que pretende difundir la figura de las familias colaboradoras, así como facilitar el apoyo por parte de estas con respecto a más de 2.300 menores residentes en Andalucía. De esta forma, la campaña se pone en valor la figura de la familia colaboradora, que se resume como una familia o persona dispuesta a pasar tiempo con estos menores “en un ámbito cotidiano y familiar”.

La campaña, además, pretende aclarar mitos sobre el rol de las familias colaboradoras; cualquier tipo de familia puede serlo, ya que no es necesario tener grandes ingresos, y, “sobre todo, se trata de forma parte de la vida de estos chicos pasando tiempo con ellos en un entorno sano y aportándoles cariño, apoyo, respeto y buenos momentos”, ha indicado la ONG en una nota.

La iniciativa ha sido presentada con la presencia del director general de Infancia, Adolescencia y Juventud en Huelva de la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Francisco Mora; el delegado de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad en Huelva, José Manuel Borrero, del concejal de Servicios Sociales, Familia y Accesibilidad del Ayuntamiento de Huelva, José Manuel Moreno; de la coordinadora del Programa de Familias Colaboradoras de Crecer con Futuro, Gema Carrasco, y con Irene Natalia Constantino, trabajadora social del programa de Familias Colaboradoras en Huelva.

El próximo miércoles 29 de noviembre Crecer con Futuro ofrecerá una serie de charlas en formato online en las que informarán sobre todo lo relacionado con la campaña. Los interesados podrán acceder a las charlas, emitidas por Zoom, en las redes sociales de la ONG.

De esta forma está prevista a las 9,30 horas la primera bajo el título ‘¿Cómo es la vida en los centros de protección?’ con Irene N. Constantino, de 11,30 a 12,00 ‘Documentación necesaria y proceso para ser Familia Colaboradora’, con Luisa Bueno, trabajadora social de Crecer con Futuro en Málaga; a las 14,00 un encuentro titulado ‘¿Cuál es la realidad de las colaboraciones? ¿Qué vamos a encontrar en casa?, a cargo de Laura Suárez, psicóloga de Crecer con Futuro en Huelva.

Leer más:  El grupo Tiflonuba presenta una nueva adaptación de La Celestina protagonizada por actores con discapacidad visual severa

Finalmente, a las 16,30 horas, se ofrece la charla final ‘¿Por qué están los chicos en los centros? ¿Cuál es la relación con sus familias de origen?’, con Gema Carrasco, coordinadora del programa Familias Colaboradoras en Crecer con Futuro. Todas ellas son de acceso completamente libre y contendrán un espacio para la resolución de dudas.

Durante la presentación en Huelva se han visualizado experiencias de menores y familias colaboradoras que participan en este programa. Es el caso de la historia Ibrahim, basada en un caso real, que llegó con 10 años a las costas de Andalucía, buscando un futuro mejor para su familia. Se instaló en un centro de acogida, pero se sentía solo, y echaba mucho de menos a su familia.

Ahora, con 14 años relata ya ha aprendido el idioma y ha explicado que “me he acostumbrado a estar aquí. Tengo donde dormir y comer, sí, pero me sigo sintiendo solo. Estaría bien contar con una familia que quiera compartir algunos fines de semana conmigo”.

PASAR TIEMPO CON LOS MENORES

Así, y visibilizando la importancia de este rol, se pretende que cada vez más familias puedan adherirse al programa y pasar tiempo con alguno de los menores “que lo necesitan, implicándose y acompañándoles con sus preocupaciones, inquietudes, aportándoles cuidados y cariño, conociendo su historia y respetándola, y contribuyendo, al fin y al cabo, a que un mejor bienestar, y a que vivan experiencias como lo hacen la mayor parte de los chicos”. En este sentido, desde la organización se hace hincapié en cómo la diversidad es “inherente” a la estructura familiar.

Leer más:  El PSOE cuestiona la medida del PP de suprimir la presencia femenina en la MAS

NIÑOS QUE NO PUEDEN ESTAR CON SUS FAMILIAS

Puede ser Familia Colaboradora cualquier tipo de familia, ya sea una persona sola, parejas extranjeras, personas con hijos biológicos, personas divorciadas, parejas homosexuales, etc. Además, “no es necesario tener grandes ingresos, ni una casa muy grande”. Tampoco se pide mucha documentación. Los chicos que salen con familias colaboradoras “necesitan atención, cariño y respeto a su historia de vida. Esto es lo verdaderamente importante”, ha señalado la ONG.

Las familias colaboradoras son familias que apoyan a chicos, normalmente de 11 años en adelante, que no pueden estar con sus familias de origen por diversos motivos. Normalmente, sus progenitores “no pueden o no saben cómo cuidarles y, pasan a crecer a un centro de protección para garantizar su propia seguridad”.

Se trata de una forma de dar apoyo con “mucha importancia vital”, y resulta “muy beneficioso” para su desarrollo poder contar con una familia colaboradora, conocer el ambiente de un hogar sano, donde desarrollarse y relacionarse con personas que se acaban convirtiendo en referentes para estos chicos.

“Necesitan sentir que se preocupan por ellos, por su estado y sus vivencias, por si les van bien los estudios o qué tal van con sus amigos. Estos chicos salen de los centros de protección algunos fines de semana y periodos vacacionales –como algunos días en verano o navidad– para compartirlos con su Familia Colaboradora y poder crear unos vínculos positivos”, ha subrayado Crecer con futuro.

NECESIDADES DEL PROYECTO

La ONG ha indicado que hay más de 2.300 chicos que podrían salir con una Familia Colaboradora en Andalucía, y más de mil en Huelva, Málaga; y Sevilla. Algunos de ellos son hermanos y también hay chicos que tienen alguna necesidad especial –ya sea física o psicológica– que “necesitan apoyo y compañía”. Una vez se inicia la colaboración, lo “ideal” es que cuenten con este apoyo hasta la mayoría de edad. Una vez cumplen los 18 años, la relación que se establezca dependerá de ambas partes. “Generalmente, se mantienen los vínculos”.

Leer más:  La Universidad celebra la victoria de las jornadas "Mujer y Montaña"

Normalmente, al principio de la colaboración hay un periodo de adaptación en el que se hacen algunas salidas sin que los chicos pasen la noche fuera del centro de protección. Poco a poco, ambas partes se van conociendo hasta que el chico está preparado y se estima que es un “buen momento” para iniciar la colaboración con los fines de semana y periodos vacacionales. La duración de este periodo de adaptación depende de cada caso, hay algunos chicos que enseguida, quieren salir ya a pasar el fin de semana con su Familia Colaboradora y en otras ocasiones, necesitan ir más despacio.

En todo momento las familias colaboradoras cuentan con apoyo profesional por parte de Crecer con futuro para ayudarles en aquellas cuestiones que necesiten. Además, se puede contar con el equipo técnico y educativo del centro de protección correspondiente y el equipo del departamento de centros del Servicio de Protección de Menores de tu provincia.

Desde la entidad informan de que se cuenta con diversas acciones que pueden ayudar a desarrollar su labor para aquellas personas que no puedan actuar como familias colaboradoras, pero quieran ayudar en este sentido; ya sea través de su programa de voluntariado o realizando alguna donación, colaborando con nuestra tienda solidaria u organizar eventos con fines solidarios.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa AN confirma el rechazo de la querella del Real Madrid contra LaLiga y Tebas por los derechos audiovisuales
Artículo siguienteEl Colegio de Abogados pide regular el traslado de los asegurados mutuales a la Seguridad Social con el objetivo de mejorar su pensión de jubilación