Inicio huelva “Está en proceso la elaboración de estudios para solicitar una Indicación Geográfica...

“Está en proceso la elaboración de estudios para solicitar una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para la castaña de Huelva, según ha informado Crespo”

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha avanzado en el Parlamento andaluz, como “posibilidad”, que se están elaborando una serie de estudios con el objetivo de solicitar una Identificación Geográfica Protegida (IGP) a la castaña de Huelva y así “dar argumentos científicos para justificar la singularidad y las posibilidades de apoyo a las inversiones de transformación en el sector de la castaña”.

En comisión parlamentaria, a petición del Grupo Socialista, la consejera ha esgrimido las acciones que está desarrollando su departamento para “apoyar” al sector del castañar no solo en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, sino en toda Andalucía, aunque ha precisado que la castaña es cultivo forestal por lo que tiene una parte medioambientel, cuya responsable en la Consejería de Sostenibilidad.

En este sentido, la consejera ha informado que hasta octubre se ha llevado a cabo cuatro reuniones con la Plataforma Onubense en Defensa del Castañar, con la que se ha abordado diversos estudios que se está realizando para la creación de una IGP de la castaña de Huelva y su promoción posterior que “dé argumentos científicos para justificar la singularidad y las posibilidades de apoyo a las inversiones de transformación en el sector”, y que se ha sentado con la plataforma para “ver las posibilidades adecuadas a las prioridades del mismo”.

Asimismo, en estas reuniones con la Plataforma, desde la Consejería se ha propuesto trabajar en “una serie de prioridades a corto, medio y largo plazo” como es “la mejora y el conocimiento del manejo integrado de las plagas que afectan al castañar”.

Al respecto, Crespo ha avanzado que otra de las acciones propuesta es el impulso de un grupo de trabajo para “mejorar el manejo de las enfermedades del castaño, principalmente tinta y chancro”, que está liderado por los técnicos de Ifapa, la plataforma y también la Consejería de Sostenibilidad, toda vez que ha señalado que el equipo de la seca también se expande a este grupo de trabajo para “estudiar el manejo integrado de las enfermedades”.

Leer más:  Salva Reina y Martita de Graná anunciarán la tercera edición de los Premios Carmen del Cine Andaluz

También, se ha propuesto el inicio de los trabajos para la redacción del reglamento específico de producción integrada del castaño; el fortalecimiento de la cadena de valor del sector de la castaña, con estudios centrados en las posibilidades de obtención de productos con mayor valor añadido a través de la apuesta de la transformación y de la economía circular; y la implementación de sistemas de esterilización, “que ofrezcan posibilidades de comercialización para que la castaña, con garantías de calidad y su envasado en fresco, pueda comercializarse a granel que tiene menor valor”.

En otro orden de cosas, en cuanto a las acciones a nivel regional, la consejera ha comentado que la “principal problemática” del sector se encuentra en la sequía que “está afectando notablemente a dicha producción”, por ello, la Consejería ha incluido a este cultivo dentro de las ayudas mínimis, lo que Crespo ha calificado de “gran acierto”, ya que se “beneficiarán 323 explotaciones de castaño equivalentes a 3.200 hectáreas –unos 170 titulares de Málaga y 148 de Huelva–.

Por otro lado, ha señalado que otra de las ayudas “importantísimas” ofrecidas al sector son las agroambientales, porque “se ha intentado obtener el máximo de los resultados en estas ayudas agroambiental para todos los cultivos”. En este caso, el sector del castañar ha recibido el “un millón de euros de 1.000 hectáreas beneficiadas”.

Asimismo, la consejera ha avanzado, como novedad, es que, además de mantener la ayuda agroambiental del castaño “de 231 euros por hectárea”, se ha hecho “compatible con la ayuda al mantenimiento y a la reconversión de la agricultura ecológica en frutal de secano, para la que hay prevista un presupuesto de 36, 7 millones de euros.

“De este modo, el castaño va a tener la posibilidad de llegar a los 500 euros por hectárea, lo que supone una oportunidad para duplicar sus ayudas, dado la dificultad por la que atraviesa por la sequía”, ha detallado.

Leer más:  El PSOE destaca las nuevas medidas del Gobierno para agricultores y ganaderos y critica la falta de respaldo de la Junta

Por otra parte, Crespo ha puesto en valor el control de la plaga de avispillas del castaño para “atender la amenaza de los castañares”, una labor de investigación que está desarrollando el Ifapa desde el 2019 con un presupuesto de 246.000 euros.

“ENFOQUE INTEGRAL”

Por su parte, el parlamentario socialista Mario Jiménez ha comenzado su intervención alertando sobre un “problema de enfoque”, ya que, en su opinión, el planteamiento de la consejera es “parcial ante las distintas dificultades” de un sector que “viene pasándolo mal hace mucho tiempo”, por lo que ha señalado que el castañar “necesita un enfoque integral”.

Por ello, ha manifestado que su formación “no entiende” el porqué “desde 2018 se ha metido en un cajón” el Plan del Castañar de Andalucía, que hacía ese esfuerzo que ustedes quieren hacer en estos momentos”, además de que en él “se hizo estudio en profundidad, compartido con todo el sector y las universidades andaluzas”, en definitiva “un diagnóstico certero de cada una de las realidades a las que se enfrenta el sector desde diferentes puntos de vista”.

En este punto, Jiménez ha avanzado que dentro de las enmiendas a los presupuestos de la Junta, una de ellas hará referencia al sector del castañar, pero que esa tarea “se complica” debido a que “la cuestión no se aborda con una perspectiva integral”, es decir, “que no hay una autoridad sustantiva que haya hecho suyo un proyecto de todo el conjunto del Gobierno andaluz para abordar la realidad del sector y esté dividido entre dos consejerías”.

Al respecto, ha incidido en que el PSOE “no entiende” que “se haya abandonado” este documento que ofrece “información valiosísima, recolectada durante mucho tiempo, de un criterio científico exquisito a la hora de abordarlo por parte de los técnicos de la Junta de Andalucía”, y “que hubiera permitido ganar mucho tiempo frente a lo que ahora se pretende hacer”.

Leer más:  La Junta entrega los diplomas a los estudiantes del programa de formación "Punta Umbría Luz"

No obstante, Jiménez ha reconocido que “se han producido avances” en cuanto a la línea de ayudas, pero ha enfatizado que el sector “tiene problemas previos” como “la estructura de la propiedad y el abandono del cultivo”, ya que en Huelva el castañar se concentra en “las zonas de la sierra, en propiedades muy pequeñas” y es un sector “muy envejecido” porque “los hijos y los nietos de los castañeros no quieren seguir produciendo”, por lo que “se está produciendo abandono de las explotaciones por parte de la familia”.

Además, ha alertado que el castaño está “muy debilitado” por lo que, en su opinión “debe estar atravesando algún síndrome”, ya que “la debilidad frente al acoso de las plagas es absolutamente terrible en estos momentos”, toda vez que “una pérdida del know-how, de conocimiento, y que no se esté cultivando de la misma manera que se estaba cultivando antes ni con la misma capacidad de producir castaña de primera calidad”.

“En definitiva, estamos ante un sector que necesita un enfoque más integral y mucho más ambicioso. Nosotros le volvemos a reclamar un enfoque de integralidad y que rescate el plan. A partir de ahí hay que introducir nuevas medidas que lo hagan, pero ya hay mucha materia y mucho trabajo ya escrito”, ha enfatizado.

Por su parte, la consejera ha asegurado que el Plan “no se ha olvidado ni muchísimo menos”, pero “la pena es que en 2005 se hizo la primera parte y nunca se aprobó”, aunque “la idea es que se apruebe y que se haga en conjunto y colaborando con el sector”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa campaña de alto riesgo termina con 128 incendios en zonas forestales y aproximadamente 440 hectáreas arrasadas
Artículo siguienteEl centro de salud de Lepe ha experimentado un aumento en el número de profesionales en los cupos de Medicina y Enfermería de Familia